Los secretos de una bruja

Los secretos de una bruja

A lo largo de mi camino he podido notar lo necesario que es guardar mis propios secretos.
Claro está que una bruja es escondedora, pero entiendan la intención.
Necesitamos esconder nuestro propio estudio de la naturaleza.
Cada curso o iniciación es un largo rato con una misma. Nadie más necesita saber…
Con nosotras ya es suficiente, y a veces hasta la necesidad de que sea secreto, oculto…
Las grandes misterios son difícil de explicar e de interpretar, tenemos la llave pero la mayoría de las veces tenemos y debemos procesar el conocimiento que vamos adquiriendo.
Necesitamos hacerlo carne, que pase por nuestra sangre, nuestras venas, para que cuando tengamos que transmitirlo, salga desde nuestros poros, y traspase los poros de la otra persona. No repetimos, no enseñamos… transmitimos desde nuestro corazón, desde la paz de nuestra mente, desde la danza de nuestro espíritu.
Guardamos, escondemos, “secretamos”, ocultamos, pero cuando alguien está dispuesto saber… transmitimos de corazón a corazón.
Son nuestras cosas, nuestros momentos, nuestro aprendizaje, nuestra propia sanación.
Formar parte de esto es maravilloso.
Y recordemos que no necesitamos juntarnos, porque en el aire lo hacemo, sin tiempo ni espacio, sin las limitaciones de la mente, simplemente a consciencia de que hay un universo, y esta en lo que hacemos, está en nuestro adn. Somos polvo de estrellas, todos lo somos…
Sólo hay que tener coraje, y ser valientes de saber que de ahí venimos, de lo simple, de la fuente… del Amor.
Marcela

Soy

Tu Alma busca. Tu Alma se está manifestando. Déjala ser, deja que sea libre, que sea curiosa, porque ella sí tiene hambre de otras cosas que estás negando. Ya es tiempo! Tu Alma huele que hay algo más , y vos lo sabes. Seguí a tu corazón que es el que sabe. Deja que tu mente se tome un respiro, porque una mente clara, deja de ser tóxica en tus decisiones.
Marcela